Los clavos en la estructura de bambú - Evidally GBS

 

Por qué no usar clavos en el bambú.

El conocimiento del material es garantía de buen uso.

 

Al construir con bambú, es común ver el uso de clavos o puntas para unir elementos.

Recordemos que el bambú solo tiene fibras en un sentido, a diferencia de la madera.

El uso de clavos o puntas, que son clavadas en el bambú, ocasionan o dan origen a fisuras a lo largo del culmo.

El problema

 

Cuando queremos unir dos elementos de bambú, o cuando vamos a requerir un punto de enganche en la superficie de la caña de bambú, es frecuente ver el uso de clavos.

El problema es que como el bambú en su estructura solo cuenta con fibras en el sentido longitudinal, al recibir un punzonamiento en su pared, se ocasiona una separación de sus fibras

Al separar las fibras, se genera una falla que degenera en una fisura a lo largo de la pared de la caña.

Las fibras están unidas entre si mediante la lignina, una especie de resina que se solidifica con el tiempo.

Al romper parte de ese ligamento, éste se fractura dando origen a una falla longitudinal.

La falla ocasionará que se pueda extender a lo largo de la caña y termine por deteriorar elemento, bien sea estructuralmente o desde el punto de vista estético.

 

La solución

 

A fin de evitar el problema que causa el uso de clavos en el bambú, lo ideal es usar como recurso, tornillos.

Los tornillos que se den usar serán de preferencia autoperforantes.

Tornillos autoperforantes son aquellos que tiene en su punta una especie de broca, que perfora permitiendo generar un taladro, que facilita el roscado del mismo tornillo.

Este diseño lo que hace, a diferencia del clavo que separa la fibra; romperla fibras colindantes, cortándolas, generando un espacio suficiente para que el tornillo penetre sin separar las fibras tangentes al taladro.

 

Alternativas

 

Son muchas las veces que cuando construimos con bambú, se requiera el uso de un elemento de unión o de enganche.

Como ya anotamos la solución pasa por el uso de tornillos autoperforantes.

Si por alguna razón no contamos con estos, debemos echar mano de una broca de un diámetro ligeramente inferior al del tornillo.

Perforar con la broca donde se quiere colocar el tornillo, y lego roscarlo en dicha perforación.

De esta forma evitamos separar las fibras y no generar la fisuración del material.

 

 

Conclusiones

 

Debes conocer muy bien el material, para evitar daños en su estructura, por un uso inadecuado del mismo.

Procuremos investigar alternativas técnicas, que nos puedan facilitar la solución a necesidades puntuales en los procesos de construcción.

Cuenta siempre con la herramienta y los accesorios adecuados.

Si te ha gustado el contenido de nuestro vídeopost, déjanoslo saber en los comentarios de abajo.

Y recuerda que, con nosotros, en Evidally GBS, si quieres saber y aprender más del bambú como material de construcción; encontrarás eso en nuestra aula virtual “Evidaula de Evidally”, con los contenidos necesarios para aprender de verdad a construir con bambú.

Y mucho más en La “Guía explicativa de uso del bambú en proyectos y soluciones constructivas”

Te invito a darle un vistazo.

Un saludo bambusero.