Marketing verde. Tu decides | Evidally GBS

Marketing verde. Tú decides.

¿Verdad o solo estrategia de venta?

Actualmente, el hecho de comprar es una actividad que realizamos prácticamente a diario. Lo que tal vez sucede, es que nunca nos paramos a pensar la importancia que tiene esta acción, y las repercusiones tan grandes que llega a tener en nuestro entorno y el de los demás, y no solo el entorno más próximo, sino el de todo el mundo.

El hecho de realizar una compra, significa que tú estás eligiendo un producto, una marca, estás aprobando el empleo de unos componentes para la elaboración de ese producto, estás aprobando la cantidad de energía que se ha gastado en su proceso de fabricación, la cantidad de emisiones que se han generado en la cadena productiva y de transporte para que tu dispongas de él, y los costos de producción asociados a determinadas condiciones laborales entre muchos otros.

Cuando tú eliges por ejemplo, un producto alimenticio; estás dando un voto de confianza al productor y de paso avalando los ingredientes que utiliza para ese producto; todos los aditivos, conservantes, y potenciadores de sabor, de los cuales tu seguramente  desconoces cualquier tipo de efecto secundario o nocivo, nos solo para tu salud, sino para la salud del planeta.

Si tú compras sin tener una clara consciencia ambiental que te pueda dar autoridad para decidir de forma racional  e inteligente que producto es el más ecológico y no solo poder elegir por su precio o marca. Ese es el momento en que tú puedes ejercer tu responsabilidad como consumidor con consciencia social y ambiental, de elegir lo verdaderamente correcto.

Hoy, debes empezar a preocuparte por ser un consumidor consciente

Para poder realizar una compra con consciencia sostenible, has de: primero preocuparte por conocer y entender conceptos básicos acerca de nuestro actual modelo de producción y consumo. Conocer y tener muy claros conceptos como: energía embebida, huella ecológica, ciclo de vida, emisiones de Co2 equivalentes, eco etiquetado, productos transgénicos y muchos otros que nadie te ha dicho que debes conocer, que no se enseñan en el colegio, ni te explican en los medios de comunicación.

Hoy, debes empezar a preocuparte por ser un consumidor consciente, no solo por ti, sino por los tuyos y por todos, porque de tu poder de elegir a la hora de comprar este o aquel producto o marca, depende que cámbiemos, o no, el rumbo al colapso.

Recuerda no todo lo que te venden como sostenible  es sostenible, lo verde es verde, lo cero es cero y el engañado eres tú, pero los perjudicados somos todos.